General

La importancia del feedback en rol de mánager

8 min aprox.
Feedback Constructivo en el Liderazgo de Mánagers

La importancia del feedback en rol de mánager

Como ya sabrás, el feedback constructivo no consiste en señalar los defectos o las áreas de mejora de un empleado y listo.

Se trata, más bien, de ofrecer observaciones que resalten tanto las fortalezas como las oportunidades de crecimiento. Reconocer el potencial en los errores y las posibilidades de aprendizaje en los logros.

El feedback es la guía que ayuda a los empleados a alcanzar su máximo potencial. No se trata de criticar, sino de evolucionar, comprender, intercambiar ideas y respetarse mutuamente. Cuando se utiliza adecuadamente, el feedback constructivo tiene un impacto muy positivo.

¿Quieres saber cómo practicarlo?¡Te lo contamos!

 

Los 5 elementos del feedback constructivo

 

El feedback constructivo es una comunicación a medida diseñada para ofrecer información sobre el rendimiento de una persona durante un tiempo determinado o en un proyecto.

No se trata sólo de señalar los aspectos que deben mejorarse, sino también de ofrecer soluciones prácticas y reconocer los puntos fuertes. Es un diálogo, no un monólogo, destinado a fomentar el crecimiento y la comprensión.

«Debemos trabajar para ser mejores, no para ser perfectos, porque la perfección es imposible de alcanzar». Simon Sinek

A continuación te explicamos los 5 componentes elementales que caracterizan al feedback constructivo:

  1. Es específico.

El feedback constructivo se basa en los detalles. Es esencial señalar comportamientos o resultados específicos, sustituyendo las generalizaciones vagas por ejemplos precisos para garantizar la claridad del mensaje.

  1. Tiene un enfoque equilibrado.

El feedback constructivo ofrece una visión holística del rendimiento. Es una mezcla del reconocimiento de lo que se ha hecho bien y de la indicación de las áreas que necesitan mejora. Esto contribuye a que el destinatario se sienta valorado y comprenda dónde es posible crecer.

  1. Proporciona acciones implementables.

Limitarse a señalar áreas de mejora sin ofrecer un camino a seguir es un feedback incompleto. El feedback constructivo siempre va acompañado de pasos claros y viables que guían al receptor hacia la mejora.

  1. Se entrega desde la empatía y el respeto.

El feedback constructivo se transmite con verdadera atención, comprensión y respeto. Es una herramienta para elevar, motivar y guiar, no para menospreciar o desmoralizar.

  1. Es oportuno.

Para que el feedback constructivo sea realmente eficaz, debe ser oportuno. Debe darse en un marco temporal próximo al acontecimiento o a la actuación que aborda para asegurar su relevancia y permitir la reflexión y la acción inmediatas.

En el camino del crecimiento profesional, el feedback constructivo es un compañero inestimable que guía, desafía y apoya a las personas para que alcancen su máximo potencial. Comprendiendo realmente su esencia y sus componentes, podemos asegurarnos de que sirve a su propósito con eficacia y empatía.

 

Cómo crear un entorno propicio para el feedback

 

Una sesión de feedback no es una mera transacción de palabras; es un intercambio de confianza, comprensión y visión. En el entorno adecuado, el feedback actúa come un puente hacia el crecimiento, mientras que en un entorno hostil o indiferente, puede convertirse en una barrera.

Un entorno adecuado garantiza que los comentarios no sólo se oigan, sino que se escuchen de verdad. Fomenta un sentimiento de respeto mutuo, en el que tanto el que da la opinión como el que la recibe se sienten valorados y comprendidos.

 

Consejos para crear un entorno seguro de debate sincero y constructivo:

 

  1. Fomenta el diálogo abierto.

Propicia una conversación bidireccional. Los comentarios no deben ser un monólogo. Deja espacio para preguntas, aclaraciones y reflexiones, asegurándote de que el proceso sea colaborativo.

 

  1. El entorno físico es importante.

Elije un espacio neutro y cómodo para las sesiones de feedback. Evita los lugares que puedan resultar intimidatorios. Un entorno relajado alivia las tensiones y allana el camino a un debate más abierto. Si la sesión es en remoto, asegúrate de no realizar varias tareas a la vez durante la sesión de feedback.

 

  1. Practica la escucha activa.

Es tu deber como mánager practicar la escucha activa. Esto significa prestar toda tu atención, comprender la información y responder a lo que dice la otra persona para esta que se sienta escuchada en todo momento.

 

  1. Evita culpabilizar.

Céntrate en los comportamientos y en los resultados, no en los aspectos personales. El feedback constructivo tiene que ver con el crecimiento, no con la culpa. Aborda la situación, no a la persona.

 

  1. Refuerza el objetivo.

Inicia las sesiones de feedback reiterando el objetivo: fomentar el crecimiento y la mejora. Esto establece un tono positivo y alinea a ambas partes con un propósito común.

 

Conviértete en un maestro de la entrega: técnicas para un feedback impactante

 

Para que el feedback constructivo sea eficaz, el método de transmisión es tan importante como el propio mensaje. Del mismo modo que elegir la plataforma adecuada para la comunicación (teléfono o correo electrónico) puede marcar una gran diferencia, seleccionar el medio apropiado para el feedback, también.

 

En persona o en remoto.

El feedback en persona tiene sus ventajas. La interacción directa cara a cara permite reacciones inmediatas, señales de lenguaje corporal y un toque personal. Sin embargo, en este mundo cada vez más digital, el feedback en remoto se está convirtiendo en la norma. Aunque carece de las ventajas de la presencia física directa, ofrece flexibilidad, comodidad y, a menudo, mayor nivel de confort para el receptor, ya que está en su propio espacio.

Pero una cosa debe quedar clara: nada de multitareas. Hay que centrarse en el feedback.

 

Llamada de teléfono o videoconferencia.

Una llamada telefónica se basa en gran medida en el tono, el ritmo y la claridad. Es el equivalente de un audiolibro frente a una película: el mensaje es claro, pero pueden perderse algunos matices. En cambio, la videoconferencia salva esta distancia. Aporta el elemento visual, lo que permite una sesión de feedback más holística. Es la evolución moderna, que combina lo mejor de ambos mundos.

Ejemplo: Pensemos en un mánager que quiere comentar una presentación con un miembro de su equipo. Una sesión de feedback en persona podría implicar sentarse, repasar las diapositivas de la presentación y ofrecer indicaciones directas sobre las diapositivas de forma positiva.

Si fuera a distancia, la experiencia podría reproducirse compartiendo la pantalla en una videoconferencia. Sin embargo, una llamada telefónica podría centrarse más en el contenido, la presentación y la estructura general, sin el recorrido visual.

 

La clave es recordar:

-Centrarse en los resultados

-Ofrecer un resultado final positivo

-Animar cuando sea posible


El seguimiento

El feedback constructivo, aunque importante, es sólo el punto de partida. La verdadera magia reside en el seguimiento. Es el deber de los mánagers crear un plan de acción. ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Qué consideramos como éxito?

Documéntalo y hazlo realidad.

 

La importancia de las acciones de seguimiento posteriores al feedback.

 

Cuando se comparte un feedback constructivo, se pone en marcha un mecanismo con el empleado. Es un momento crucial en el que un mánager «tiende la mano» para ofrecer ideas prácticas y compartir enfoques. Este proceso no es más que el primer paso de un viaje de crecimiento y comprensión para el receptor. El feedback no es un hecho aislado, sino un ciclo continuo.

La ausencia de un seguimiento coherente después de proporcionar un feedback constructivo puede conducir al estancamiento o hacer que el empleado sienta que no importa.

Es similar a encender un fuego y luego no avivar las llamas. Las acciones de seguimiento garantizan que los siguientes pasos del empleado se conviertan en una llama constante. Validan que el feedback compartido no era sólo una opinión o un pensamiento rápido, sino una inversión genuina en la progresión del individuo, algo sobre lo que pueden construir.

El seguimiento tras el feedback no es sólo un paso básico, es un posicionamiento. Garantizar que las opiniones no sólo se escuchan, sino que se ponen en práctica, permite construir relaciones más sólidas y resistentes, basadas en la confianza y el respeto mutuo.

 

Fomento de una cultura de feedback continuo y sus beneficios a largo plazo

Una cultura de feedback continuo es la piedra angular del crecimiento profesional sostenido. Garantiza que el feedback no es un acontecimiento aislado, sino una parte integral de la trayectoria profesional. Los beneficios a largo plazo son amplios: desde una plantilla más comprometida y una mayor productividad hasta la creación de una cultura de apertura y respeto mutuo en el lugar de trabajo. Esta cultura fomenta el intercambio de ideas, lo que conduce a soluciones innovadoras y a una mayor productividad del equipo.

 

Conclusión sobre el feedback constructivo

 

A menudo observamos que los mejores mánagers no se limitan a dar feedback, sino que dominan el arte de darlo.

No se trata sólo de lo que se dice, sino de cómo se comunica.

Del mismo modo que el intrincado equilibrio de las palabras y el tono puede hacer que un escrito resuene en alguien, lo mismo ocurre con el feedback constructivo. Las palabras adecuadas, pronunciadas con empatía y claridad, pueden inspirar, motivar y encender la pasión por la mejora y el compromiso.

El feedback es algo más que un truco de gestión: es un compromiso con el crecimiento de su equipo. Dominando la comunicación, garantizando un entorno saludable y haciendo hincapié en la importancia del seguimiento, los directivos pueden aprovechar realmente el poder del feedback constructivo.

Espero que este post te haya dado ideas prácticas para aplicar con tu equipo.

Y nos vemos en el próximo,

 

Jovanka Segarra.


Deja una respuesta